Centro IMPACT:
Salud personalizada y tratamientos de vanguardia

Este polo científico potenciará nuevas líneas de desarrollo formando a alumnos de postgrado, impulsando el estudio de enfermedades y proponiendo terapias innovadoras que beneficiarán a todos los chilenos. Es el proyecto más importante que la UANDES se ha atribuido en cuanto a recursos.

IMPACT. Una sigla potente, que hace referencia al efecto que aspira a generar en la Universidad y, especialmente, en la sociedad. El Center of Interventional Medicine for Precision and Advanced Cellular Therapy (contacto) viene a fortalecer la investigación en terapia celular que la UANDES realiza hace más de una década, potenciando nuevas líneas de estudio y el desarrollo de biomateriales, ingeniería médica y dispositivos biomédicos, llevándolos del laboratorio a los pacientes. Asimismo, busca aportar soluciones novedosas con inteligencia artificial (IA), con el objetivo de mejorar el aprendizaje automático para imágenes médicas basadas en predicciones y diagnóstico temprano para enfermedades articulares y perinatales.

“Queremos impactar de manera significativa en la calidad de vida de las personas. Nuestra aspiración es cerrar la brecha entre la investigación científica y la práctica clínica, transformando las terapias de precisión y avanzadas que hoy son inaccesibles, complicadas o muy costosas en algo accesible, asequible y sencillo”, explica Maroun Khoury, director científico de IMPACT, académico de la Facultad de Medicina, investigador del Centro de Investigación e Innovación Biomédica (CiiB) y director científico del spin off UANDES Cells for Cells (C4C).

“Este nuevo y gran proyecto debiera contribuir a hacer de nuestra clínica universitaria un centro donde los grandes desarrollos, las innovaciones científicas, clínicas y tecnológicas encuentren su propio sitio”, agrega el académico de la Facultad de Medicina y reumatólogo de la Clínica UANDES, Fernando Figueroa, quien apuesta a que “va a generar un nuevo polo de desarrollo tecnológico en Chile y va a acarrear bienestar no solo para pacientes, sino que un crecimiento económico para el país”.

APORTE A LA SALUD PÚBLICA Y PRIVADA

El Centro tendrá un rol muy importante en cuanto al servicio que prestará a la sociedad, pues generará tratamientos que hoy solo son accesibles fuera del país. “IMPACT va a enfocarse en terapias personalizadas, esto significa que se van a estudiar a precisión el origen y desarrollo de diferentes enfermedades para poder tratarlas de manera específica y no de manera genérica, desde el diagnóstico hasta el tratamiento”, cuenta Francisca Alcayaga, investigadora de IMPACT y de C4C.

“La formación de IMPACT va a redundar en un beneficio para la salud pública y privada del país, porque todos los datos, terapias, diagnósticos de precisión que se hagan van a ir en directo beneficio de la población. No es algo propio para la Universidad, es algo propio para los pacientes”.

Francisca Alcayaga, investigadora de IMPACT

“Cuando un paciente tiene cáncer, uno lo trata genéricamente con quimio o radioterapia, sin investigar precisamente cuál es el origen de ese cáncer. Si uno logra detectar cuál es la mutación que le da origen, puede tratar específicamente esa mutación, en vez de entregar una terapia genérica, que puede generar efectos secundarios”, ejemplifica.

“Vamos a iniciar con cuatro tecnologías, pero la idea es tener un efecto contagioso y llevar la ciencia a muchos más ámbitos de la biomedicina”, proyecta Maroun Khoury. Se trata de cuatro aplicaciones clínicas muy relevantes a nivel de prevalencia y de calidad de vida, pues están relacionadas a enfermedades como cáncer; enfermedades inflamatorias, como osteoartritis; enfermedades degenerativas o neuronales, y enfermedades perinatales o complicaciones del embarazo.

“La tecnología que vamos a investigar, a expandir y aplicar corresponde a terapia avanzada, como la terapia celular y acelular; la ingeniería de tejidos con biomateriales; inteligencia artificial aplicada a la adquisición e interpretación de imágenes, y una plataforma clínica que puede trasladar este conocimiento bajo el concepto de ensayo clínico”, precisa el director del Centro.

“El Centro de Excelencia IMPACT quiere ser este puente entre la ciencia traslacional y la clínica”.

Maroun Khoury, director del Centro IMPACT

“Es un proyecto a largo plazo para el desarrollo de terapias personalizadas… Involucra el desarrollo de investigación clínica y científica de gran vinculación entre distintas disciplinas, entre los científicos, los biólogos celulares y moleculares, así como médicos de distintas especializaciones, para poder llegar a los pacientes no solo con terapias efectivas y seguras, sino también con mejores métodos de diagnóstico para mejorar la salud pública y privada”, agrega Francisca Alcayaga.

EL ORIGEN DEL PROYECTO

El Centro IMPACT surge gracias a la adjudicación del IV Concurso Nacional de Financiamiento Basal para Centros Científicos y Tecnológicos de Excelencia, que impulsará alianzas biotecnológicas y clínicas para la traslación de terapias avanzadas durante la próxima década. Se trata del proyecto más importante que la Universidad se ha atribuido en cuanto a recursos, con un presupuesto total de $12.800 millones para los primeros cinco años, de los cuales $6.400 millones corresponden a aporte estatal.

Este financiamiento implica la cooperación entre la UANDES, la Clínica UANDES, el spin off C4C y las universidades de Chile, Católica de Chile, Católica de Valparaíso y de La Frontera. Este espíritu colaborativo se plasmará, además, en el trabajo multidisciplinario entre distintas facultades, como Medicina, Odontología, Ingeniería y Comunicación.

“La adjudicación misma de un centro basal relacionada a un área donde la UANDES es bastante conocida a nivel nacional e internacional es demasiado relevante, porque hoy existe una clínica universitaria y un centro de investigación universitario, pero faltaba este puente. Hoy el Centro IMPACT quiere ser este puente entre la ciencia traslacional y la química”, asegura Maroun Khoury.

“Tanto el CiiB como IMPACT se vinculan directamente con el Doctorado en Biomedicina, cuyos estudiantes están inmersos en este ambiente multidisciplinario, asociativo y colaborativo (…) Nuestros objetivos comunes tienen que ver con lo científico, pero también con la capacidad de formar nuevas generaciones”.

Federico Bátiz, director del CiiB

MÁS QUE EL “SUEÑO DE UNA NOCHE”

IMPACT no solo marca el inicio de un nuevo y revolucionario desafío, también viene a coronar un trabajo de largo aliento que partió en 1991 con la inauguración de la Facultad de Medicina en el Palacio Piwonka, en calle Ejército. “No sale del sueño de una noche, más bien nace de un experimento a muy larga escala que hizo la Universidad poniendo a un grupo de científicos en un pequeño espacio, construyendo un pequeño laboratorio con recursos limitados y con la hipótesis de que la ciencia puede crear más ciencia”, subraya Maroun Khoury.

La investigadora de la Facultad de Medicina Úrsula Wyneken ha sido testigo y protagonista del proceso. “Teníamos mucha ilusión y no sabíamos exactamente ilusión de qué”, rememora. “Éramos tres grupos pequeñitos de investigación, cada uno compuesto por dos o tres personas”.

“Era un pasillo, donde tenías los laboratorios y los equipamientos. Hacer cualquier ampliación o modificación era complejo, por la forma en que estaban, pero se hacía ciencia de mucha calidad”, acota el Dr. Sebastián Illanes, investigador de la misma Facultad. “Recuerdo que cuando llevábamos dos o tres años instalados nos vino a ver gente muy destacada en investigación científica y no podían creer que en esas piezas producíamos y teníamos ideas que perseguíamos y desarrollábamos”, agrega Úrsula Wyneken.

Sueños que fueron madurando y creciendo junto con su entorno físico, que en 1995 funcionaba ya en el campus San Carlos de Apoquindo y en 1998 contaba con tres laboratorios: Neurociencias, Fisiología e Inmunología, sumando el de Fisiología de la Reproducción en 2006. Evolución que en 2011 dio pie a la creación de C4C y a la inauguración del Centro de Investigación Biomédica que, tras incorporar la Innovación a su sigla, pasó a ser el CiiB.

Todo ha “cuajado de manera perfecta”, señala su actual director, Federico Bátiz. “IMPACT es el logro de una estrategia para desarrollar la investigación biomédica dentro de la Universidad, de favorecer la interacción entre los investigadores, abrir las puertas de los laboratorios para interactuar y generar ideas que permitan que esa interacción se pueda potenciar y proyectar más fácilmente a la sociedad”, subraya.

“Yo veo a IMPACT como la culminación del desarrollo del CiiB y creo que lo más lindo de este proyecto es que engrana perfectamente con lo que estamos haciendo, para acelerarlo de tal manera de subir varios escalones en un período más corto de tiempo”, acota el Dr. Illanes.

APOYO DESDE INNOVACIÓN

La Dirección de Innovación apoyará la gestión de IMPACT para asegurar los procesos de transferencia tecnológica, “mediante estrategias de propiedad intelectual, así como buscando los mejores socios comerciales para internacionalizar los productos y servicios que vamos a generar”, precisa Anil Sadarangani, director del área.

Asimismo, destaca el perfil colaborativo del proyecto, “el cual permitirá cocrear distintas iniciativas en las que otras universidades aportarán su conocimiento local y su impacto regional”. Adicionalmente, cuenta que se involucrarán “en la formación de científicos en los ámbitos de negocios y de empresarios en temas científicos, para que haya una relación bidireccional más fluida”.

COMUNICAR DE MANERA SENCILLA

“Es una oportunidad para fortalecer nuestra línea de comunicación y salud, que consolida nuestra propuesta de servir como vínculo entre la producción científica y la sociedad”, comenta Cristóbal Benavides, decano de la Facultad de Comunicación.

“Queremos comunicar en términos sencillos los avances complejos que esta iniciativa desarrollará”, agrega sobre el apoyo que prestará su unidad, a través de asesorías comunicacionales a científicos “para ayudarlos a traducir sus avances en mensajes simples, cursos y programas de educación continua, seminarios y podcast informativos. Además, se creará una aplicación cuyo contenido será difundido por redes sociales, con el fin de acercar el contenido de manera didáctica y útil”.

Por: Andrea de la Cruz